http://www.lanacion.com.co/2018/04/16/sentido-la-descampesinizacion/

El término llamó la atención en mi pasada columna y traer a colación una palabra que ni siquiera ha sido aceptada por la Real Academia de la lengua (RAE) en la última edición del Diccionario de la lengua española en efecto tiene su explicación y relevancia.

Para entender el término hagamos un recorrido didáctico. Podríamos decir de manera elaborada que la acción empresarial rural es resultante de la iniciativa de un grupo familiar emprendedor que decide dedicarse a los negocios provenientes de la “agricultura familiar”.  Eso está bien, en términos académicos.

Pero siendo más prácticos y dicientes podemos concluir que el emprendimiento rural y la agricultura son actividades tradicionalmente desempeñadas por familias, negocios llamados granjas o fincas, que se caracterizan por ser orientados por miembros de esta estirpe; los cuales dinámicamente pasan de generación en generación. Es así como construimos una relación vital entre el emprendimiento, el negocio-granja o finca, y la familia, lo cual en la literatura académica lo encontramos comúnmente identificado como “El negocio familiar de la granja/finca”. La agricultura familiar requiere los tres elementos para subsistir como actividad empresarial; sin familia y/o tierra ya no hay negocio familiar, y sin emprendimiento ninguna actividad sobrevive.

Ahora focalicémonos en la Familia campesina, la cual para un país con vocación agrícola es vital. Según el DANE el día de hoy (Abril 10) nuestro país cuenta con 49’713.307 compatriotas. ¿Cuántos campesinos? No hay exactitud acerca de esta cifra, solo podríamos estimarlo.

El tercer Censo Nacional Agropecuario, 2013, dio cuenta de 5’126.734 colombianos en el área rural dispersa, sin embargo, no todos los que viven en la ruralidad son campesinos. La RAE define Campesino como aquel que vive y trabaja de forma habitual en el campo. Dicho censo informó que en el país hay 2,7 millones de productores, de los cuales 725 mil residen de manera permanente en su negocio rural. Si bien no todos son personas naturales, el DANE identifica en ellos un importante rasgo y es que son cabeza de hogar, e igualmente estima que cada hogar en promedio cuenta con 3.32 personas, número decreciente comparado con el censo del 2005.

Colombia tenía un área sembrada 8’577.010 hectáreas. Buscando llegar al número de nuestros campesinos supondré que son aquellos que están localizados en tierras sembradas y dedicadas a cultivos transitorios, es decir con posibilidad de cosecha menor a un año al cabo de lo cual deben volver a sembrarse.

Así las cosas, ya hemos reducido nuestra corta reflexión a una exigua cifra de 2’386,174 hectáreas, las demás han sido empleadas para otra clase de cultivos que requieren grandes extensiones de tierra tales como los cultivos agroindustriales. Productivamente hablando en el 2013 aproximadamente 2 millones de hectáreas con cultivos transitorios fueron cosechadas para una producción de 12 millones de toneladas.

Por su parte el 99% de los productores residentes, que son personas naturales, destinaron el 70% de su producción para la venta en el mercado interno, y solo el 0.2% para exportación. Es decir que, gracias a estos productores y sus familias, aproximadamente 2.4 millones de personas, diariamente su almuerzo no es totalmente importado, de otra manera le costaría aún más. Colombia tiene un déficit de producción frente a su consumo interno, según la sociedad de agricultores de Colombia durante el 2015, solo a octubre ya se habían importado 8.8 millones de toneladas de alimentos.

Llámeles empresarios, emprendedores, o mejor por su nombre; Campesinos. La disminución de esa población y sus familias, afectados por diferentes fenómenos como el desplazamiento, el problema de tierras y muchos otros, es la causa por la cual usted continuara consumiendo diariamente arroz, carne y leche, importados. Lo más preocupante de todo esto es que la “Descampesinización” y su tendencia decreciente continúan en progreso, y no se ve una pronta solución o políticas que enfrenten la problemática en la cual se ha sumido el campo y sus emprendedoras familias campesinas día a día, lo que sugeriría que mejor preparemos el bolsillo.

Compare usted las cifras y analice. ¿Es acertado seguir presenciando en silencio semejante problemática? Por mi parte ya le expliqué lo que es la “Descampesinización” y sus efectos negativos para el crecimiento y desarrollo económico de nuestro país, ahora usted tome posición.

Referencias

DANE. (2014). Censo Nacional Agropecuario 2014. from DANE https://sitios.dane.gov.co/cna-dashboard/#/national

Glover, J. (2011). The Entrepreneurial Farmer in Action: The Use of Different Forms of Capital The Handbook of Research on Entrepreneurship in Agriculture and Rural Development. USA: Edward Elgar Publishing Limited.

Vistas: 9

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La Red C para agregar comentarios!

Únete a La Red C

Miembros

Foro

El concepto de competencia

Iniciada por Alvaro Herrera Murgueitio. Última respuesta de Daniel Alberto Cardona Gomez Mar 30, 2013. 23 Respuestas

Publicaciones de blog

Ejercicio 111 Aplicación Clásica

Publicado por Jair Rodriguez el enero 21, 2014 a las 10:49pm 0 Comentarios

Un carrtio de control remoto.

Publicado por Jair Rodriguez el diciembre 17, 2013 a las 6:50pm 0 Comentarios

© 2018   Creada por laredc.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio